Premio Interamericano a la Investigación de la Protección Social

Presentación

Por segundo año consecutivo la Conferencia Interamericana de Seguridad Social, emite la Convocatoria para participar en el Premio Interamericano a la Investigación de la Protección Social 2016-2017. En esta oportunidad, en colaboración con la Organización de los Estados Americanos (OEA), a través de su Departamento de Inclusión Social de la Secretaría de Acceso a Derechos y Equidad.

Como ustedes saben, los últimos años han representado para la protección social en el hemisferio americano, grandes retos en las áreas de pensión, salud, envejecimiento, trabajo, migración, vivienda y otras relacionadas.

En este sentido, el Premio Interamericano se convierte en un instrumento que fomenta y propicia la participación de expertos, especialistas, académicos, investigadores, instituciones y gobiernos de toda la región CISS, que buscan generar propuestas innovadoras, vigentes y de aplicación inmediata, que den respuesta a estos desafíos, y que representen una oportuna y valiosa aportación al diseño de las políticas públicas.

Se trata de desarrollar políticas públicas con un enfoque transversal, dinámico, flexible e intersectorial que permitan generar sinergias entre áreas de gobierno o especialidades académicas, con una visión que anticipe los problemas e identifique el uso más eficiente de los recursos.

El futuro de la Protección Social de cara al Siglo XXI, se ha convertido en uno de los pilares de nuestro destino colectivo.

Las inequidades sociales hoy se ven acompañadas por una creciente demanda de recursos para atender a una población cada vez más longeva, y por si fuera poco, los costos de la atención de enfermedades crónicas no transmisibles han alcanzado niveles insostenibles. En la región americana, estas enfermedades provocan que se pierdan 11 años de vida productiva por muerte prematura y discapacidad y de continuar esta tendencia, en los próximos 20 años podría reducirse a 3.8 años la esperanza de vida. En buena medida, estas enfermedades están ligadas al estilo de vida, por lo que en muchos casos son prevenibles.

La población global está envejeciendo y las pensiones y los beneficios para el retiro, en unos casos, son insuficientes por el creciente número de adultos mayores con enfermedades prevenibles muy costosas, y en otros, son inexistentes porque carecen de beneficios de retiro. En América Latina, seis de cada diez personas no ahorra para su retiro, y muchas pensiones no superan los 10 dólares al día.

El problema es que los costos emergentes demandan presupuestos adicionales que los contribuyentes no pueden costear. Por ello, se requiere promover políticas públicas transversales, bajo el entendimiento de que la mayoría de las disciplinas sociales, económicas y médicas tienen una estrecha relación con la viabilidad de la protección social.

Este enfoque también considera la transversalidad de la gestión gubernamental e incluye mecanismos de evaluación con el objetivo de promover un cambio de paradigma para una protección social incluyente y sostenible en términos de su financiamiento.

Convocatoria 2016-2017.