Economía Preventiva

Es tiempo para la Economía Preventiva

La propuesta es transitar la forma actual de hacer las cosas hacia el modelo de la Economía Preventiva. La Economía Preventiva es un marco conceptual y una visión sistémica para diseñar, implementar y evaluar políticas públicas, especialmente en el ámbito de la protección social, basado en un enfoque transversal que utiliza simultáneamente diversas áreas y disciplinas del conocimiento tecnológico y científico (natural y social) permite prevenir y anticipar el advenimiento de los mayores riesgos que enfrentan las sociedades modernas, así como proponer soluciones óptimas, dinámicas, flexibles y de corto, mediano largo plazo (inter-temporales) en caso que dichos riesgos se materialicen. La optimización en la asignación de los recursos públicos y el análisis de costo-efectividad forman parte de los axiomas fundamentales de la Economía Preventiva, en el entendido que la prevención es un elemento central para la minimización de los costos económicos, políticos y sociales.

La Economía Preventiva tiene sus antecedentes en la esfera de la salud pública; que ante la preocupación que generó el vertiginoso incremento de los costos asociados a la atención de las enfermedades crónico degenerativas (costos que eventualmente no habría forma de pagarlos), se concibió a la prevención como la mejor respuesta ante el desafío médico-financiero.

Actualmente, la Economía Preventiva no se limita al ámbito de la salud, pues su campo de acción ha trascendido a la esfera de la protección social. Es decir, su marco conceptual trasversal y sistémico se aplica indistintamente en el análisis de temas económicos, demográficos, ecológicos y políticos, por mencionar algunos.

La economía preventiva puede ayudar. Nos puede liberar de problemas y costos que son tan grandes como evitables. No se trata de una panacea ni de una novedad, se trata de usar el conocimiento y la experiencia existente para evadir una ruta que nos conduce a escenarios apocalípticos. No se trata tampoco de actuar a tiempo, no se trata de cambiar las ruedas de nuestro vehículo por otras más resistentes ante el camino sinuoso que se mira al frente. No, no se trata de eso. Se trata de cambiar el rumbo.

Descargue el documento completo:

pdf_icon_fbarfiler