Compartir ahora

“El programa piloto del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para integrar a las trabajadoras domésticas de seguridad social, pensión, fondo para el retiro y prestaciones como guarderías y velatorios, debe ser atractivo, ágil, sencillo y transparente para ser exitoso, y la Conferencia Interamericana de Seguridad Social (CISS) está colaborando para que así sea”, aseguró Gibrán Ramírez Reyes, Secretario General de la CISS.

Ramírez Reyes detalló que el programa contará con una valoración económica de los pagos que permita hacer proyecciones de las posibles compensaciones o beneficios, y sean incentivos claros que estimulen la afiliación de las trabajadoras.

El académico explicó que para el buen funcionamiento del programa piloto, también se trabaja en un componente informático para facilitar el proceso de afiliación y un proceso de rendición de cuentas, entre otros elementos.

El secretario general de la CISS reconoció que dicho programa tiene más certeza debido al mandato de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para la ratificación del Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo, que sigue su curso en el Senado de la República.

Adelantó que la CISS estableció un acuerdo con la OIT para la elaboración de una propuesta de inclusión que sería utilizada para la evaluación de la que presente el IMSS, la cual se está trabajando a la par.

Gibrán Ramírez recordó que en el país existen 2.3 millones de personas dedicadas a desempeñar trabajo doméstico; una de cada diez mujeres económicamente activas es trabajadora del hogar y más del 70 por ciento gana dos o menos salarios mínimos. Además, sólo una de cada 100 trabajadoras cuenta con un contrato laboral, mientras que tres de cada 100 tiene seguridad social.